Estás aquí: Inicio » Destacados » Los faros de la Costa Brava

Los faros de la Costa Brava

Los faros de la Costa Brava

Os proponemos una forma diferente de descubrir el litoral de la Costa Brava: a través de sus faros, unos extraordinarios miradores con su propia historia.
Actualmente todos ellos están automatizados desde Barcelona, ya que el oficio de farero desapareció, pero siguen guiando a los barcos que atraviesan nuestras aguas, como lo hacían los marineros cientos de años antes aventurándose a la mar.

Faro del Port de la Selva o de Punta de s’Arenella.
Se inaugura en el año 1931 y es el faro que se encuentra en el punto más al norte de la Costa Brava. Está situado en una zona de fuertes vientos de levante, tramontana y mistral que convierten sus aguas en unas de las más peligrosas. Su entorno lo dibujan altos acantilados con unas excelentes vistas. Es de fácil acceso en coche para visitarlo.

far-illes-medesFaro de las Islas Medes – Estartit.
Un dato curioso: en sus inicios no había un farero, sino que el que se encargaba del faro de Roses venía expresamente aquí para proveerlo de combustible.

Faro del Cap de Creus.
Se encuentra en el punto más oriental de la Península Ibérica, dentro del Parque Natural del Cap de Creus.
Es el segundo faro más antiguo de Catalunya (data de 1853).

Faro de Cala Nans en Cadaqués.
Empezó a funcionar en el año 1874. Se accede a él haciendo una pequeña excursión de unos 6km por un camino de ronda y un caminito. Recomendables las vistas del pueblo desde el faro.

Faro de Roses.
Se construyó en medio de una casa en el año 1864, justo sobre las ruinas del Castillo de la Trinidad, un punto de interés turístico de la zona.
Desde el faro se puede disfrutar de unas excelentes vistas al Golfo de Roses.
Antiguamente, en la época medieval ya había en este mismo lugar otro faro para avistar las invasiones piratas.

faro-de-palamos-punta-del-molino-02Faro de Sant Sebastià- Cap de Begur, en Llafranc.
Data del año 1857 y está considerado el faro más importante de España por su potencia. Está situado a 168 mestros sobre el nivel del mar y está rodeado de jardines.
En sus inicios se encargaban de su funcionamiento 3 fareros. Actualmente, como el resto de faros, está automatizado y se controla desde Barcelona.

Faro de Palamós o de la Punta del Molino.
Recibe este nombre ya que se encuentra en una zona que antiguamente estaba muy aislada y donde solo había un molino.

Faro de Tossa de Mar.
En éste se encuentra el Centro de Interpretación de los Faros de la Mediterránea, en el que se explica el funcionamiento de los faros, su influencia en el entorno, la vida en ellos…
Es uno de los faros más jóvenes (1919) y se encuentra a 70 metros de altura, desde donde se pueden contemplar unas magníficas vistas de mar abierto.

Esperamos que os animéis a visitarlos y conocer un poco más la Costa Brava desde otro punto de vista.lighthouse-1036987_1920

Deja un comentario

Recibe las novedades del Camping Mas Nou




Volver arriba